28 de enero de 2011

Cinta Anti-Gravedad Alter G en Norte Real

Esta mañana he tenido una oportunidad única que no he querido desaprovechar. Hace tiempo, leí en algún blog sobre una cinta antigravedad que estaban utilizando algunos atletas de élite en EEUU para mejorar sus ritmos de carrera o para poder entrenar mientras se recuperaban de alguna lesión. Se llama Alter G. La idea es simple: una cinta para correr en la que es posible regular la gravedad (se entiende, reducirla) a la que se somete el cuerpo para poder correr "más ligero". Es decir, esta cinta permite reducir nuestro peso de tal forma que cargamos mucho menos las articulaciones y por otro lado podemos correr mucho más rápido de lo que lo haríamos a igualdad de pulsaciones sobre la pista.

Esta cinta me parece una genialidad ya que muchos atletas con problemas o lesiones pueden continuar sus entrenamientos en el largo periodo de recuperación. No es mi caso, aunque a decir verdad, mis piernas esta semana están fatal, fruto del esfuerzo del fin de semana. Curiosidad: he leido esta mañana que cuando un atleta se pone enfermo está totalmente desaconsejado salir a entrenar. Yo era de los que pensaba que un resfriado se combatía sudando bien en un entrenamiento cañero...pues no! Otra curiosidad: atletas que corren hasta 80 km se vuelven más resistentes a los resfriado que las personas que no se ejercitan. Sin embargo, atletas que superen ese umbral, tiene tendencia a resfriarse con más facilidad. Y más después de un maratón o mediamaratón. Doy fe, después de  mis dos últimas Medias, resfriado al canto...

El otro aspecto interesante de la cinta es que permite simular ritmos de competición superiores a los reales, permitiendo al atleta experimentar sensaciones que de otra forma no podría experimentar. El ritmo máximo de la máquina es de 3:07. Ohhhh! En mi caso más que suficiente, tal vez los africanos a ese ritmo no han empezado a sufrir...

La cosa ha empezado de la siguiente forma. A las 11:00 había quedado en Norte Real con mi amigo Luis del Aguila. Deciros que las instalaciones de Norte Real me han impactado, un centro deportivo de altísimo nivel, con unas instalaciones increiblemente bien cuidadas y de última tecnología. Nada que envidiar a otras cadenas de gimnasios más conocidos. Una vez he llegado allí, me han tratado estupendamente. Me han facilitado una especie de culotte de neopreno con una cremallera. El atleta se equipa con su atuendo normal de correr y posteriormente se embute en dicho neopreno.

Luis me ha llevado a la máquina y me ha montado en ella. Lo primero es meterse por una especie de boquilla, ajustar la altura a, más o menos, la cintura y bloquear. Posteriormente se cierra la cremallera del neopreno que se ajusta perfectamente a la estructura de la cinta. La idea es generar un espacio hermético que posteriormente se llenará con aire. La pérdida de gravedad se logra mediante un "hinchado" de tal forma que sientes como si, literalmente, un enanito tirara de tu cuerpo para arriba.

Una vez herméticamente unido a la máquina de cintura para abajo, se calibra. Notas como se llena rápidamente de aire e incluso te empuja para arriba. Posteriormente te deja caer, pero sigue estando lleno de aire. Hemos comenzado a 4:40 pero debo decir que hoy no era el día. Llevo toda la semana malo, con un buen resfriado. Tanto es así que me he tenido que poner el Rinair  en la nariz porque no podía respirar. No es que ayude muchísimo, pero algo hace. Hemos ido quitando poco a poco gravedad, alrededor de un 8%. Y hemos ido bajando poco a poco el ritmo, dejándolo en 4:30, 4:20, y 4:00. Con un 8% menos de gravedad se empieza a notar el efecto, como digo, es como si alguien tirara de ti para arriba, pero hay que seguir corriendo, ojo. Las pulsaciones (nota mental, debo empezar a trabajar con las pulsaciones, apuntar en la lista de Reyes el Garmin 110 con HR) empiezan a subir, el esfuerzo no es gratis, se nota. 

Luis, que es un auténtico experto en ritmos de entrenamiento, me va contando cosas muy interesantes (nota mental 2, hacer un test de lactatos en Alicante...). Me da conversación y para mí hoy no es el día, estoy mal de piernas y peor de respiración, pero es que una oportunidad como ésta para probar el Alter G.... Empezamos con lo serio. 3:50 y bajamos al 90% de gravedad. 3:45 y 87%, se nota el empuje, corres como más de puntillas, más ligero, no se nota la sobrecarga en las piernas. Pero se sufre!

Nos quedamos un buen rato en 3:30, dejando la gravedad en 85%. Luis me avisa que lo normal es no bajar de un 90%, pero para un paquete como yo, bajar un poco más no ha venido mal. Aprovecho para decirle que inmortalice el momento. Me hace fotos y un vídeo. Se me empieza a hacer largo mantener este ritmo, pero probamos con 82% y 3:25 acabando con 80% y 3:20. Ahí ya se nota que flotas, pero como digo, cansarte te sigues cansando. Que nadie piense que corres sólo.
Corriendo a 3:30 con un 85% de mi peso
Normalmente  debería haber podido llegar a los 3:07 de la máquina, pero teniendo en cuenta mi estado, mi resfriado, mi carga de piernas y los Frenadoles que me he enchufado estos días, demasiado es que haya aguantado tanto tiempo en el rango de 3:20-3:30. La máquina no corre por ti, hay que darle a las piernas. Pero no se cargan tanto, para mí es como correr al ritmo de una cuesta abajo (mayor pendiente a menor gravedad) pero sobre llano. A menor gravedad, los botes permiten flotar más en el aire y alargar la zancada. Si os fijais en el video, no apoyo nunca el talón, sólo corro con puntera.

video
Sorry! No lo he podido/sabido girar...

Mi conclusión: una gozada, un juguete al alcance de muy pocos. De hecho única máquina de este tipo en toda España. La veo muy útil para tratar lesiones y para hacerse unas buenas series a tope un día de lluvia. Soy más de salir a la calle a correr, nunca me han gustado las cintas, pero esta cinta tiene un valor añadido importante. La próxima vez vendré en perfectas condiciones físicas y con un pulsómetro.

Agradecer enormemente a Norte Real y a mi amigo Luis del Aguila, a quien le deseo de todo corazón grandes éxitos deportivos en su nueva etapa de veterano, la posibilidad que me han brindado de probar este prodigio de la técnica.

4 comentarios:

Pedro Serna López Running dijo...

Hola, muchas notas mentales, apúntalas en un papel, que luego se te olvidan seguro jejeje ( al menos eso me pasa a mí ). Si que tiene que estar molona la máquina esa jejeje, pero si el fallo es que sólo va 3.07 jajajaja, la ostiaputa... joder menos los figuras como tú y de ahí hacia arriba a todos los demás si que nos vale la máquina jejeje. Otra cosa ... te estoy esperando en Badajoz... ¿ te has apuntao ya o ke ? jejejeje. Un saludo máquina.

Javier San Nicolas dijo...

Menuda locura de maquina! opino lo mismo que tu amigo Pedro...eso de que "solo" va a 3.07 de máxima... a mi ya me SOBRA!
Recuperate del constipado y revientala (grabalo :P )

Rosa dijo...

El Alter-G es realmente una pasada!!

Gorka Apraiz dijo...

Eres un privilegiado macho! De las fotos que veía en el blog de Luis del Águila probando este juguete, yo sólo reconocía profesionales...

Publicar un comentario