7 de enero de 2010

De Saucony a Brooks

En primer lugar debo aclarar que ninguna de las dos marcas me patrocina ni suministra material gratuito (desgraciadamente para mí ni éstas ni nunguna marca...), por lo que mi opinión es totalmente imparcial y podeis fiaros.

Voy a hablar de las zapatillas que uso para competir, lo que también suelen llamarse zapatillas "voladoras". No porque vuelen, obviamente, pero sí por esa sensación de llevar poco peso y de andar casi descalzo, "volando" sobre el asfalto. Son zapatillas de peso inferior a 200g y por tanto, ojito, no recomendables para todo el mundo. Si pesas más de 75-80 kg, para volar hay otras prioridades antes de comprar unas voladoras...;-)

Bromas aparte, ojito con la obsesión de la gente por calzarse unas voladoras. Solo las recomiendo a atletas ligeritos y bien entrenados, con ritmos inferiores a 3:30 el km. Si estás por encima, ya te digo que hay otras prioridades y cuidar las rodillas es una de ellas. Veo a mucho popular con las Lunaracer (molonas pero apenas 156g...!) sin saber apenas correr y con ritmos muy lentos. Regla número 1: Nunca hay que comprarse las zapatillas por el aspecto, hay que comprar las que vayan bien a tu pie, las que se adapten a su morfología y a su pisada.

En mi caso, el año pasado a estas alturas fui con mis padres a Bikila para que me regalasen unas voladoras. Empezaba a rodar rápido y consideré que necesitaba unas zapatillas exclusivamente para competir. Yo estaba encaprichado con las dichosas Lunaracer a pesar de que poca gente me las recomendaba. Esteticamente chulísimas, de las más ligeras, aparentemente amortiguadas...todo encajaba. Pero no, lo más importante, la sensación al ponérmelas no era buena. Simplemente como dicen los ingleses, "didn´t feel right", no estaban hechas para mi pie. Fue probarme las Saucony Type A2 y vamos, ninguna duda. Era como ponerse un guante para los pies. Perfectas! Son las rojas de la foto, aunque yo las compré en amarillo "kiwi".

Salí bastante convencido de la tienda, después de que los amables y especialistas vendedores (es fundamental ir a un comercio especializado, salvo que ya conozcas un modelo en concreto y las encuentres más baratas en el Decathlon...) me diesen 50 modelos a probar y ninguno me convenciera tanto como éste. Eso sí, la chica que me atendió ya me lo dijo, yo me compraría medio número más. Y así debió ser.

Las estrené en enero y competí en varias pruebas (de hecho en la primera me fui al suelo, ya que entre otras cosas estas zapatillas casi no tienen suela y con el agua es vuelven muy peligrosas...) En todas ellas el pie destrozado. Por qué? Bien, en primer lugar porque llevo relativamente poco tiempo compitiendo y no tenía callo aún en las plantas. Es fundamental tener el pie duro y acostumbrado ya que la abrasión de estas zapatillas aumenta, al estar corriendo prácticamente sobre el asfalto. La mayoría de las zapatillas no tienen casi suela. Por tanto, no amortiguan y abrasan el pie. El otro tema es que las cogí pequeñas y las uñas sufrían mucho. Conocer el pie ha sido una asignatura dura, pero yo creo que la tengo aprobada. Fundamental el uso de esparadrapo cuando haya abrasiones frecuentes en las mismas zonas.

Después de 1 año y casi 500 km de competiciones (a pesar de los 250 km que anuncian de autonomía), he decidido cambiarlas, con muchas lecciones aprendidas. Las Saucony ya no me hacían daño, ya no tenía abrasiones en la planta, pero las quería igual de ligeras y un poco más de suela. También un pelín más grandes. Al final la decisión fue Brooks T6, zapatilla ligera, con suela intermedia, aparentemente más resistentes en la puntera (es donde más impacta el pie cuando se va rápido), con malla y bien ventiladas y bastante bien de precio. Estuve pensando en continuar con Saucony, de hecho la nueva Type A es clavada a la Brooks, pero un 40% más cara. Por algo será, pero bueno, hay que darle una oportunidad a Brooks...

El otro día las saqué a entrenar. El día de Reyes, a las 8, era el único alma viviente por la calle. Me gusta correr así, sin gente, sin coches. Fui al Tossal, en busca de las pistas de atletismo donde suele entrenar Barzola (un megacrack, 2º en Crevillente) pero estaba todo cerrado. Así que tuve que rodar por el Hipódromo. La pista la han hecho de 333m, así que me propuse rodar 3km rapidillo. Al final corrí 3,2 km en 10:48. Luego completé el rodaje hasta 10km soltando un poco, pero estas zapatillas invitan a correr ligero. Al final ritmo medio de 3:49.

Las sensaciones fueron buenísimas, ningún roce (hasta las Boston me hacían roce al principio...), poco desgaste en la suela, ligerísimas...Ya veremos cómo evolucionan y especialmente cómo van en Santa Pola, donde espero estrenarlas en competición. Les haré unos cuantos días de series para ver si todo sigue funcionando y si todo va bien, a por la Media de Santa Pola, donde espero poder hacer MMP. Si el trabajo lo permite, claro...

Conclusión: cuando vayáis a comprar unas zapatillas, primero id a un comercio especializado, que analicen si os convienen o no unas voladoras (es aconsejable tener pisada neutra) y luego valorad la que mejor le vaya a vuestro pie, y no necesariamente tiene que ser la que más os guste. Lo bueno de las voladoras es que al prescindir de toda la tecnología de una zapatilla de entrenamiento suelen ser bastante más baratas.

4 comentarios:

Gorka dijo...

Los que corren con voladoras sin ser voladores es porque tienen "pajaros en la cabeza", nunca mejor dicho

Sera que los pajaros les hacen volar :)

Creo que esas zapas te iran muy bien porque tienen un poco mas de amortiguacion que las Saucony sin sacrificar el peso.

A ver me mojo... digo 1h10' en Santa Pola

David Apraiz dijo...

Ja,ja...hay mucho "pájaro" suelto por ahí!

Mi objetivo es hacer 1:10h, pero ya veremos. Con este frio no sé yo cómo voy a poder entrenar en condiciones, aunque por Londres estarás un poco más jodido...je,je..

karkajadas dijo...

Vaya vaya,me tengo que poner al dia,ultimamente ando despistado,jeje.
Brooks,es una marca que ultimamente se ve mas a menudo sobre todo en carreras,espero que estas sean esas con las que batir tus marcas y dar buenos repasos.
Por cierto te has conseguido quitar el monillo del ski?

Saludos.

PEZ dijo...

Pues para mis 84 kgrs, voladoras de 300 grs como mínimo.
Envidia correr a esos ritmos, espero volver a estar así de fuerte alguna vez.
A ver si coincidimos por Alicante que esto es un pañuelo.
Un abrazo.

Publicar un comentario